A mis hijos

 
  
 
Solo por hoy, en la mañana, voy a sonreír cuando vea tu rostro y reír cuando tenga ganas de llorar.

Solo por hoy, en la mañana, voy a dejarte escoger la ropa que te vas a poner, voy a sonreír y a decirte que te queda perfecta.

Solo por hoy, pediré un día de descanso, ó vacaciones, para llevarte al parque a jugar.

Solo por hoy, al mediodía, voy a dejar los platos en la cocina y voy a dejarte que me enseñes como armar un rompecabezas.

Solo por hoy, en la tarde, voy a desconectar el teléfono y a apagar la computadora, para sentarme junto a ti en el jardín para hacer burbujas de jabón.

Solo por esta tarde, no voy a reclamarte ni siquiera a murmurar, cuando tu grites y llores cuando pase el carro de los helados, y voy a salir contigo a comprarte uno.

Solo por esta tarde, no voy a preocuparme sobre que va a ser de ti cuando crezcas y voy a pensar otra vez en todas las decisiones que haya hecho acerca de ti.

Solo por esta tarde, te estrecharé en mis brazos y te contare una historia acerca de cuando tu naciste y sobre lo mucho que te quiero.

Solo por esta noche, te dejaré salpicar en la tina y no me voy a enfadar.

Solo por esta noche, te dejaré despierto hasta tarde, mientras nos sentamos en el porche a contar las estrellas.

Solo por esta noche, cuando pase mis dedos entre tu cabello mientras rezas, simplemente daré gracias a Dios por el mayor regalo que he recibido.

Voy a pensar en las madres y en los padres que están ahora buscando a sus hijos extraviados; las madres y padres que visitan a sus hijos en sus tumbas en lugar de sus camas

 y en las madres y padres que están en los hospitales
mirando sufrir a sus hijos, gritando por dentro por no poder hacer nada mas.

Y cuando te dé un beso de buenas noches te voy a estrechar un poco más fuerte y un poco más de tiempo.

 
y te dare otro muy especial para que todos esos niños desamparados sientan este mensaje de amor y que va dedicados a todos los niños.

Así, agradeceré a Dios por ti y no le pediré nada, excepto, un día más.

Creo que estamos demasiado absorbidos en nuestras rutinas diarias que olvidamos el hermoso

regalo que SON REALMENTE los niños.

No podemos saber si DIOS nos dará un día más para poder disfrutarlos.

 

 
 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A mis hijos

  1. J. R. dijo:

    Que bonita entrada, simple y llanamente PRECIOSA. Yo tengo tres hijos, sanos, creo que buenas personas. Les he enseñado ha tener CONVICCIONES, o por lo menos lo he intentado. ME HAN DADO MUCHAS ALEGRÍAS. Y LE DOY GRACIAS A EL, POR ELLO. Me sumo a TI RECORDANDO Y Y REZANDO por todos los niños desamparados, enfermos, maltratados, explotados, sin padres. POR ELLOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s